¿Qué dice el feng shui sobre la orientación de la cama?

Dormir es un momento en el cual quedamos vulnerables, y también  es aquel donde debemos estar relajados y tranquilos para que nuestro sueño sea reparador y profundo. En este artículo te enseñaremos qué dice el feng shui sobre la orientación de la cama, dormitorio.

Existen elementos que hay que tomar en cuenta en una habitación: luz, espacio, tonos de colores, etc. Sin embargo, hay ciertas recomendaciones de Feng Shui para que acomodes tu cama de una manera favorable y beneficiosa para tu bienestar. Este arte ancestral chino busca la armonía entre el espacio y la ubicación de los artículos, para de igual forma proporcionárselo a las personas.

Que tu cabeza no dé al norte en la orientación de la cama

El primer consejo que te damos es nunca dormir con la cabeza orientada hacia el norte, porque según el Feng Shui no se logra una buena calidad de sueño. También se vincula con la aparición de ciertas enfermedades o patologías dañinas para las personas.  En este sentido, lo más conveniente es que tu almohada dé hacia el sur cuando vayas a dormir, o hacer algunos ajustes en la distribución de los muebles.

Ahora bien, para solventar este problema se recomienda que la cabecera de la cama se ubique contra la pared, dando al sur o al oeste del dormitorio. Además, las piernas deben dar hacia el norte o hacia el este.  Esta manera de colocar la cama mejorará la calidad del sueño y de la salud.

Debes tomar en cuenta que aunque la cama debe dar contra la pared, la cabecera debe estar fuera del recorrido de puerta y ventana. Consigue una cabecera que te pueda dar la sensación de protección, se recomienda aquellos de madera. Los de metal no se recomiendan.

Orientación de la cama

No colocar la cama bajo la ventana

La intención de no colocar la cama bajo una ventana es precisamente para impulsar la sensación de seguridad y soporte. Además, evitarás de esta manera todo tipo de ruido que entre del exterior, luces u olores que vayan a perturbar tu sueño. Tampoco es bueno que la ubique en medio del dormitorio dejando un espacio hacia atrás o vacío donde se deba colocar algún mueble. La razón es que de esta manera genera inseguridad.

Si la cama se encuentra bajo una ventana todo lo que ocurra del exterior hará que tu sueño sea inquieto e irregular. Un tip que damos al respecto, es que si no hay posibilidad de cambiar la ubicación de la cama es necesario usar una cabecera gruesa, cerrar la persiana en la noche y cubrir la ventana.

La orientación de la cama no debe dar frente a la puerta

Los pies de la cama no deben estar en línea recta con la puerta de la habitación, porque así nos inquietaremos por todo lo que pase por el pasillo (ruidos y movimientos). Además, habrá una percepción de que la energía sale de la habitación. Por otro lado, tampoco es una buena opción de que la parte delantera de la cama se alinee con la puerta del baño, o que esté pegada a la pared que da a él, porque si no, estaremos atento de todo lo que ocurra en él (ruido, descarga del bajante, agua fluyendo, olores, etc.). Aunque si no queda otra opción, hay que mantener la puerta cerrada.

Ten presente la asimetría

Para que haya asimetría con la cama coloca una mesa a cada lado de ella con su lámpara y alfombra, de esta manera habrá una sensación de paz, asentamiento y orden. También, es importante que a los lados de la cama se encuentren libres, con la salvedad si es una litera o cama infantil. En estos casos es mejor que uno de los lados esté apoyado contra la pared y así generar la sensación de protección. Complétalo con colores que den la sensación de paz y equilibrio, que no sean estridentes.

Según el Feng Shui las literas no son recomendables porque la persona que duerme en la parte inferior de ella se verá afectado su chi; por lo cual su salud y descanso se verán afectados. En tal caso que haya que meter otra cama en la habitación y hay poco espacio es recomendable usar una de tipo canguro.

Que tu cama no se convierta en un almacén

Que tu cama no sea un depósito de acumulación de objetos. Procura mantenerla ordenada y limpia, debajo de ella tampoco debe haber ningún objeto (zapatos, herramientas, juguetes, etc.). La mejor opción es que no haya nada, pero si por cuestiones de espacio se te hace necesario tener cosas ahí, procura que sea ropa de cama (edredones, sábanas, etc.).

Para que el chi circule apropiadamente debajo del colchón no debe haber nada, debe estar libre de objetos. En tal caso, la cama es de tipo canapé procura que lo que se guarde ahí se encuentre organizado y limpio, todo en perfecto orden. Tampoco es bueno que cuelgue algo sobre la cama, como adornos o lámparas pesadas.

En ocasiones la lámpara se encuentra arriba de la cama, en este caso procura que sea liviana, de forma redondeada o con pantallas de papel. Evita que ellas tengan puntas hacia abajo. Un consejo que damos si la habitación tiene una ventana donde entra luz natural, aprovecha en ese momento y cuelga una bola de cristal facetado para que tu espacio se inunde de energías positivas.

La orientación de la cama beneficia a los estudiantes

El Feng Shui sostiene que si la cabeza está orientada hacia el este la memoria se estimulará, la concentración y la salud. Por ello, es aconsejable su uso en habitaciones pequeñas o de estudiantes universitarios. Otra alternativa es el sur o el sureste, los pies deben dar siempre hacia el norte u oeste. En caso de que estés iniciando un proyecto es que la cama esté pegada a la pared apuntando hacia el oeste; tu fama y bienestar económico aumentará.

Con estos consejos ya sabrás aplicar el Feng Shui en tu habitación. ¿Qué esperas en hacerlo? Verás de inmediato sus beneficios para dormir mejor.

Deja una respuesta