¿Por qué nos desvelamos por las noches?

por-que-nos-desvelamos-por-las-noches

Existen ocasiones en que ciertos factores afectan nuestra rutina de sueño. Algunas personas pasan mucho tiempo en cama con los ojos abiertos antes de poder quedarse dormidos. Los detonantes de esta mala pasada pueden ser cosas que tienes en frente de la nariz pero que no has descubierto debido a la falta de información. Pues, te hablaremos de algunas de las causas por las dormir que se te hace más difícil de lo habitual.

Motivos comunes por los que no puedes dormir

Dolor

Muchas personas sufren de dolor crónico y de problemas de sueño. El dolor de espalda, los dolores de cabeza y el síndrome de la articulación temporomandibular (problemas con los músculos de la mandíbula) son las principales causas de la pérdida de sueño relacionada con el dolor.

La enfermedad mental y el estrés

El insomnio es tanto un síntoma como una causa de depresión y ansiedad. Como el cerebro utiliza los mismos neurotransmisores para el sueño y el estado de ánimo, a menudo es difícil saber qué empieza primero. Las situaciones o eventos estresantes, como el dinero o los problemas matrimoniales, suelen desencadenar el insomnio, que puede convertirse en un problema a largo plazo.

Ronquidos

por-que-nos-desvelamos-por-las-noches

Las personas con frecuencia roncan, la mayoría sin consecuencias graves para la salud. Pero en algunos casos el ronquido es un síntoma de la apnea del sueño, un trastorno relacionado con las enfermedades cardíacas, la presión arterial alta y los accidentes cerebrovasculares.

Jet Lag

Cruzar los husos horarios hace que tu reloj interno (lo que le dice a tu cerebro que duerma cuando está oscuro y que se despierte cuando está claro) se desactive. Tu cuerpo puede tardar hasta tres días en ajustarse al nuevo horario de luz y oscuridad en otra zona horaria, y si vuelas a menudo a través de zonas horarias, el jet lag puede causar problemas crónicos de sueño.

Trabajo por turnos

Un horario contrario a las horas normales de sueño, como las de los médicos, enfermeras u otros trabajadores por turnos, puede alterar el ritmo circadiano de su cuerpo. La gente que trabaja de esta manera, tienen niveles más bajos de serotonina, una hormona y neurotransmisor del sistema nervioso central que ayuda a regular el sueño.

Cambios hormonales

Ciertos cambios hormonales, como los ocurridos en el embarazo y la menopausia, son causantes de problemas de sueño entre las mujeres. Los sofocos, los pechos sensibles y la micción frecuente interrumpen los patrones regulares de sueño. De acuerdo con un estudio, cerca del 40% de las mujeres perimenopáusicas (aquellas que están en sus años de transición a la menopausia) tienen problemas de sueño.

Enfermedades médicas

A menudo, las dificultades para dormir salen a la superficie junto con otras condiciones médicas. Con enfermedades pulmonares o asma, por ejemplo, las sibilancias y la falta de aliento pueden interrumpir el sueño, especialmente por la mañana. Si sufres de insuficiencia cardíaca, puedes desarrollar patrones de respiración anormales. El Parkinson y otras enfermedades neurológicas consideran el insomnio como un efecto secundario frecuente.

Drogas

Los medicamentos tanto los de venta con receta como los de venta libre pueden interrumpir el sueño, especialmente si se toman cerca de la hora de acostarse o si se aumenta la dosis. Si notas dificultades para dormir que coinciden con un cambio en tu régimen de medicación, preguntale a tu médico sobre una posible conexión.

Efectos de una mala calidad de sueño

por-que-nos-desvelamos-por-las-noches

Deterioro del tiempo de reacción, el juicio y la visión

La privación de sueño te afecta físicamente, incluyendo tus funciones sensoriales y motoras. De hecho, conducir con privación de sueño puede ser tan peligroso como conducir bajo la influencia del alcohol, ya que tu tiempo de reacción, tu juicio y tu visión se ven afectados. La primera función del sueño es recargar tu cuerpo. En las primeras horas de sueño profundo, tu cuerpo está haciendo todo lo que necesita para reenergizarse.

Pobre procesamiento de la información y la memoria

Cuando estás suficientemente cargado durante ese primer período de sueño, pasas al sueño de movimiento ocular rápido (REM). Ahí es donde soñamos. Es el cerebro reponiéndose y refrescándose. Aunque estemos dormidos, nuestro cerebro está despierto.

Es en este momento que aprendemos y recordamos. Si no duermes, tu cerebro no tiene la oportunidad de consolidar la información, lo que significa que si pasas despierto toda la noche antes de un examen, probablemente estás perdiendo el tiempo.

Alteración del humor y bajas en la motivación

Cuando no se ha recargado el cerebro y el cuerpo con una buena noche de sueño, puede que experimentes inestabilidad emocional y malhumor, haciéndote sentir negativo y desmotivado a lo largo del día. La privación de sueño también puede conducir a respuestas irracionales y a un comportamiento agresivo. Una buena noche de sueño puede hacer una gran diferencia en el estado de ánimo. Sin sueño, es probable que estés irritable y tengas problemas para concentrarte. Necesitas dormir para regular tus emociones y funcionar al máximo.

Escucha a tu cuerpo para obtener mejores resultados

Permanecer despierto más allá de la hora de acostarse puede ser fácil si se usan estimulantes como la cafeína, pero en algún momento se pagará por ello. Necesitas una menor estimulación para regular tu temperatura corporal. Cuando esto ocurra, tu cerebro iniciará el comienzo del sueño. Cuando lo hagas bien, lograrás un sueño de mayor calidad.

Reducir la estimulación también significa permitir que tu cerebro comience a apagarse, así que si estás pegado al ordenador hasta el momento en que te caes en la cama, aumentarás el tiempo que tardas en alcanzar un sueño reparador y dificultarás la calidad de la vigilia que experimentas al día siguiente.

Se sugiere dejar de usar las pantallas para estudiar, trabajar o entretenernos al menos 40 minutos antes de acostarnos. Si debes continuar más cerca de la hora de dormir, sugiere cambiar la retroiluminación del teléfono a un ajuste llamado “modo noche”, o instalar una aplicación telefónica de filtrado de luz. Esto reduce la cantidad de luz azul que se emite, reduciendo la intensidad de la actividad cerebral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: Nou Futur Espumes S.L.
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: noufutur@noufutur.es.
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.