¿Hasta cuándo se hacen pipí los peques en la cama?

Una de las cosas que más intranquiliza a un bebé es despertarse mojado en mitad de la noche, pues lo hace llorando y la madre lo atiende en ocasiones muy agotada. Aunque resulte inofensivo este problema es una de las principales razones de consulta al pediatra. A veces no se logra su diagnóstico, confiando que pasará solo. En este post conocerás hasta cuándo se hacen pipí los peques en la cama.

Hay una alteración llamada enuresis que afecta al 16% de niños de 5 años y al 10% de 6 años (según la Sepead), suele deberse a un retraso madurativo. Es probable que sea el caso de tu peque. En ocasiones los niños cuando están entre amiguitos por vergüenza no dicen que se hacen pipí en la cama, por ello a veces se sienten solos como si fuera un problema nada más de ellos.

Por qué los peques en la cama se hacen pipí

La enuresis se define como la expulsión involuntaria nocturna de la orina del niño cuando está en edad de hacerlo con control voluntario. Muchos de estos niños eliminan algo de pipí durante la semana y siguen haciéndolo en la cama incluso luego de meses de quitarles el pañal. Cuando no deberían hacerlo.

La enuresis es heredada, lo cual significa que si tu peque lo hace, lo más probable es que alguien de su familia lo haya hecho cuando era niño. Así como se heredan los ojos o las piernas de la madre o del padre de igual manera el mojar la cama por la noche también se hereda. Además, debes tener presente que nadie hace pipí en la cama a propósito, es algo inevitable porque el niño cuando se le llena la vejiga no se da cuenta para ir al baño.

Peques en la cama

Por lo general, los niños que se hacen pipí en la cama tienen un sueño muy profundo y por más que intentes despertarlo vuelven a quedarse dormido. ¿Cuántas veces te ha pasado lo mucho que te cuesta despertarlo por la mañana? Hay niños que no pasa una noche sin hacerse pipí en la cama, otros en algunas noches.

También hay niños que manifiestan que cuando duermen en casa de un amigo no dejan que se les escape el pipí. Esto es debido a que puede estar preocupado de no mojar la cama mientras duerme, y es probable que casi no duerma para no hacerlo. En este momento es cuando su cerebro advierte que no debe hacerse pipí y lo ayudará a mantenerse seco.

Si los peques en la cama se hacen pipí, ¿qué debemos hacer?

A continuación te daremos algunos consejos útiles para que logres enfrentar esta problemática si sospechas que la tienes:

  • Es necesario no presionar al niño y que cuando se cambie la ropa de pijama se haga rápido para tratar de no interrumpir mucho tiempo su descanso. Cuando cambies el pijama coloca un protector bajera cerca de la cama antes que se acueste.
  • También hay que tomar ciertas medidas durante el día, como que tome liquido suficiente durante esas horas para que luego en la noche no beba demasiado.
  • No pierdas el control, es probable que tu peque esté pasando por un tiempo de nervios, entonces es cuando ocurre cierta expulsión de la orina, aunque suele ser temporal.
  • Si el problema persiste y tienes dudas, no olvides visitar al pediatra. Es probable que te solicite apuntar las veces en las que hace pipí en la noche para lograr hacer un buen diagnóstico. Si la expulsión del pipí se hace entre 3 y 6 noches por semana, se considera moderada, y es grave si es a diario.
  • El apoyo de la familia es siempre importante para lograr controlar el tema. Si el niño consigue buenos resultados se sentirá orgulloso por cada pequeña victoria que logre.
  • Esto resultará para cualquier madre una situación algo desesperante, pero no hay que alarmarse porque este problema es temporal (entre 1 a3% ocurre pasados los 15 años). Sí, tarda un tiempo pero el éxito de los tratamientos es alta, por lo cual el esfuerzo vale la pena.

Cómo prevenir para que no hagan pipí en la cama

  • Para la prevención de este problema es necesario usar un orinal o váter donde el niño pueda posar bien las nalgas y los pies. Asimismo, hay que sugerirle al peque que haga pipí cuando creamos que tiene ganas, así podrá lograrlo en el primer intento.
  • Sin embargo, es importante no insistirle en mantenerse en el orinal hasta que logre expulsar la orina, tampoco forzarlo hasta que lo logre. Además, no disperses los esfuerzos cambiando la técnica con frecuencia.
  • Para contribuir y ayudar al control del pipí es necesario llevar las veces que lo hace diario, y que cantidad de líquido ingiere en la última hora del día. Además, si el niño ya tiene 6 años y sigue haciendo pipí en la cama sin haber ingerido suficiente agua, es hora llevarlo al pediatra.
  • No hay que confundir la enuresis por nocturia; este último viene siendo cuando se despierta una o varias veces durante la noche para ir a orinar. Esto es considerado normal.

Las alarmas de enuresis para los peques en la cama

Como su nombre lo dice las alarmas de enuresis son aquellas que hacen que el niño sepa reconocer la señal cuando tiene ganas de orinar mientras duerme. Ellas son un poco lentas, pero al final resultan seguras y efectivas. Hay un porcentaje mínimo de que haya recaídas. Además, tienen pocos efectos secundarios (apenas irritación en la zona o falsas alarmas). Es importante también la motivación de parte de sus padres.

Estas alarmas son dispositivos que poseen un sensor que se coloca en la ropa interior del niño y se activa cuando se moja. El niño se despierta por el sonido que produce o por la vibración. Es como el experimento de Pavlov; en este caso llegará el momento en el que el niño reconocerá esa señal para no despertarse al vibrar o sonar cuando se haga pipí. Será el niño el que se encarga de la alarma, por lo cual debe probarla antes de irse a dormir.

Deja una respuesta