Comprar cojín de lactancia

Cojín de lactancia a buen precio y la mejor calidad

Cuando una mujer se entera de que va a ser madre, elabora una larga lista de cosas que necesitará para su bebé. Son semanas de compras y planificación para que, en el ansiado momento en el que el bebé llega al mundo, todo esté a punto y tanto la mamá como el pequeño cuenten con todas las comodidades a su alcance.

Cunas, capazos, sillas de paseo, bañera, biberones, chupetes, ropita y algún que otro juguete nunca faltan en la lista. Pero hay otro accesorio que no siempre es tenido en cuenta a pesar de todas las ventajas que te ofrece. El cojín de lactancia.

Comprar cojín de lactancia es una excelente inversión ya que aporta más comodidad a la mujer a la hora de dar el pecho a su hijo.

Ventajas de comprar una almohada de lactancia  

Comprar un cojín de lactancia no es llenar la casa de accesorios inútiles. Son muchos los beneficios de tener uno a mano. Su uso principal es servir de acomodo a la mujer a la hora de la lactancia. Pero puede tener otros muchos usos.

Un embarazo, aunque es natural, no supone a veces un proceso cómodo. Mucho menos lo es el parto. Cuando a la mujer se le ha practicado una cesárea, su cuerpo está dolorido y cada movimiento le cuesta. Por eso, el cojín de lactancia es ideal ya que permite acercarse el bebé al pecho sin apoyarlo en el vientre.

Un cojín de lactancia alivia tus problemas de espaldas o musculares ya que evita forzar la postura.

La almohada de lactancia está diseñada para que, al colocarlo, tu bebé se coloque justamente sobre la zona de la areola para mamar.

En el caso de los gemelos o mellizos, el cojín de lactancia facilita la alimentación simultánea de los dos bebés.

Además, en Nou Futur, elaboramos nuestros cojines de lactancia de manera artesanal y con mayor calidad.

Contacta con nosotros para cualquier duda o consulta, ¡sin compromiso!