¿Cómo usar una almohada cervical?

Cómo usar una almohada cervical

Muchas personas sufren de dolores de espalda y cuello, muchas veces ocasionados por el esfuerzo que se hace y una mala postura al dormir. Para prevenirlos debemos tratar de mantener una postura correcta al dormir, tanto del cuello como de la espalda. En este post te enseñaremos cómo usar una almohada cervical para que tu cuello se mantenga alineado mientras duermes.

Pasamos un buen tiempo durmiendo, es por ello la necesidad de adoptar una buena postura cuando lo hacemos, como con el cojín de lectura. Al pasar los ciclos de sueño los músculos del cuerpo se relajan y es por ello, que la almohada resulta tan indispensable para mantener el arco del cuello naturalmente y descansar mejor.

Factores a considerar para comprar una almohada cervical

En conveniente comprar la almohada o el cojín cervical de un tamaño apropiado, que se acople fácilmente al cuello y la cabeza. En este sentido, lo más propicio es que antes de comprarla lo mejor es probarla, que la que usemos, no nos debe generar molestia en el cuello ni en la cabeza. Por ello te diremos algunos factores que debes considerar antes de comprar la almohada.

Cómo usar una almohada cervical

Con material con la que está fabricada

Para saber cómo usar una almohada cervical, es necesario considerar el material con el que ha sido fabricada, por lo general, con espuma viscoelástica o espuma de látex. Quizás las de espuma látex son las que más se recomiendan porque es un material adecuado para el descanso en cualquier época del año. La de espuma viscoelástica es muy duradera, se puede dormir en cualquier posición y tiene propiedades antibacterianas y anti-ácaros.

Según la posición en la que se duerme

La función de una almohada cervical es para alinear los tendones del cuello, para que queden en el ángulo correcto según la postura que adoptemos al dormir (hacia arriba, hacia abajo o hacia un lado).

¿Colchón firme o blando?

El hecho de que un colchón sea firme incidirá directamente en el apoyo que le demos a la almohada cervical. En este sentido, será muy conveniente saber si el colchón es firme o blando, si es cómodo y cuál es el que te conviene para evitar el dolor de espalda. Las almohadas cervicales vienen de diferentes tamaños y son adaptables a cada tipo de colchón.

El tiempo en el que se adapta la almohada

Si sustituimos una almohada tradicional por una cervical será necesario que tenga un tiempo de adaptación. La tradicional hace que el cuello adopte una postura muy diferente a la cervical. Además, resultaría conveniente si eliges una almohada cervical que cuente con diversos soportes para el cuello, de esta manera se adaptará más rápido a ella y notarás los efectos beneficiosos en el cuello y la cervical.

¿Cómo usar una almohada cervical?

Teniendo ya claro las características que debe tener una almohada cervical al comprarla, ahora será necesario darle un buen uso, así descansaremos mejor y le daremos mejor soporte al cuello y a la espalda.

¿Cómo colocar la almohada sobre la cama?

Al colocar la almohada sobre la cama debemos darnos cuenta, primeramente, de la curva que tiene, que debe quedar en proporción al cuello. Es decir, el cuello siempre debe estar en contacto con esa área curvada para que se mantenga alineado toda la noche con la columna vertebral. Así el cuello se mantendrá rectificado al día siguiente.

Cómo usar una almohada cervical

Además, la cabeza debe reposar en la parte plana de la almohada cervical. Entre tanto, los hombros deben estar en contacto con el colchón para que haya una mejor alineación del cuello, la cabeza y los hombros.

La mejor prueba que le podemos hacer a la almohada es tomar la almohada y dormir de lado. Si adoptando esta posición se obtiene una línea completamente recta, será la posición adecuada para que logres un mejor descanso. Es la manera de que ya no suframos de molestias musculares, dolores en el cuello y espalda que luego pueden volverse crónicos.

Probarla de lado o boca arriba

Podemos encontrar una cantidad de almohadas cervicales de tamaños diferentes y grados de firmezas. Para identificar cuál de estas almohadas es la más adecuada, debemos probarla sobre ella, de lado. Tanto la cabeza como el cuello tendrán que estar alineados de la misma manera que cuando se está de pie.

Cuando nos tumbamos boca arriba, la cabeza debe estar descansando sobre la almohada cervical y los hombros sobre el colchón. Esta posición es la mejor si queremos sacarle el máximo provecho a la almohada, por tanto, el tamaño de la misma puede ser relevante a la hora de elegir una u otra. Ahora bien, si acostumbras a dormir boca abajo no es recomendable el uso de la almohada cervical, esto se debe a que la curva que da soporte a las cervicales hará que el cuello se arquee hacia el lado contrario.

Acostumbrarnos a dormir con una almohada cervical puede llevar tiempo, la mejor táctica es darnos la idea de que estamos durmiendo con una almohada tradicional. Lo que debemos hacer es relajarnos y que la almohada haga su trabajo. Lo bueno de estas almohadas es que no se apelmazan con el uso, por lo que siempre nos darán el soporte y beneficio que necesitamos.

Cómo usar una almohada cervical. Beneficios

La almohada cervical no tiene un único beneficio. Veamos cuáles otros.

  • No tiene efectos secundarios negativos. Hay quienes consumen pastillas o relajante muscular para aliviar las molestias de cuello y espalda, lo cual pueden tener efectos secundarios negativos. Las almohadas cervicales no producen ninguno, son totalmente seguras.
  • Mejoran el descanso al dormir. Las almohadas cervicales poseen diseño y materiales que te dan comodidad, mejoran el descanso y alivia los dolores de cabeza cervicales.
  • No pierden su forma. Es otra de las ventajas de las almohadas cervicales, por mucho que se usen no pierden su forma con facilidad. Las almohadas actuales están hechas de un material patentado que se acoplan con facilidad al contorno del cuerpo, pero recuperan su forma cuando ya no la usamos.
  • Minimiza los ronquidos y alivia los problemas de apnea. Las personas roncan por lo general cuando se obstruyen las vías respiratorias al estar acostadas. Con la almohada cervical se eleva ligeramente la cabeza, mejorando así el flujo del aire.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: Nou Futur Espumes S.L.
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: noufutur@noufutur.es.
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.

Es normal si tienes dudas, ¿charlamos?