¿Base de muelles, tapizada o somier? Qué cama es mejor

Hay que saber qué base es la mejor para nuestra cama, dependiendo de los gustos y necesidades de descanso de cada persona. Si lo aseguras con uno de buena calidad lograrás obtener los máximos resultados. Aquí conocerás la base de muelles, tapizada o somier. Qué cama es mejor.

Si elegimos una base de calidad inferior los beneficios que obtendrás son muy limitados, además de dañarte el colchón. Los fabricantes saben muy bien que el colchón y la base deben conjugarse bien. En este sentido, la base es indispensable para el colchón, porque es el que le da soporte al colchón, y si tiene algún defecto afectará a este.

El sistema de descanso debe estar conformado por un buen colchón y una base. La combinación de ambos darán los resultados que deseamos en cuanto a descanso y confort. Si en caso tal, notas que el colchón se hunde, presentas dolores o te levantas cansado, puede que es hora de cambiar el colchón, la base o ambos.

Qué cama es mejor para elegir

En el mercado hay 3 categorías que cumplen diversas características. Elegir una buena base no es solo importante para que tengas un buen descanso, también lo es el colchón. Además elegir una base nos da la oportunidad de que nuestro colchón rinda más, y prevenimos malformaciones que pueden afectar nuestro cuerpo y al propio colchón.

Qué cama es mejor

A la hora de elegir una buena base para nuestro colchón, es necesario verificar si resistirá el peso de este, se va a hundir, doblarse o romperse. También hay que verificar si cuenta con una buena ventilación, porque así se evita el calor, la humedad y la aparición de moho. La buena circulación del aire hace que tengamos un buen sueño y descanso. Por supuesto, todo ello debe coincidir con la elección del colchón, deben formar una combinación ideal que proporcione el descanso que buscamos. Veamos qué cama es mejor con estas bases a continuación.

Base de muelles ensancados

Lo importante es que logres encontrar la base y el colchón que haga bien su trabajo, tener un descanso inigualable. En este sentido, hay marcas de fabricantes que construyen colchones de muy buena calidad y los acompañan con una base de muelles ensancados. Estos son colocados estratégicamente, de tal manera que encajen con el respectivo colchón. Combinar la base y el colchón te dará una comodidad increíble.

El tipo de base de muelles ensancados permite al colchón que se conserve mejor en el tiempo. Sin lugar a dudas, su preservación será para toda la vida, el descanso se verá mejorado sin que haya un bajo rendimiento.

La base de muelles le da un buen soporte al colchón, su construcción es muy parecida a un colchón de muelles ensancados. Asimismo, su interior está conformado por un bastidor de madera, el cual se dispone de una serie de muelles ensancados colocados de manera tal que coincida con el tamaño del colchón. Es así como el exceso de energía se disipará y protegerá del desgaste de este.

Qué cama es mejor. Base tapizada

Por las razones que sean, en ocasiones hemos adquirido una base y no sabíamos qué colchón era el más conveniente para ella. Pero también sin la seguridad de estar lo suficientemente solvente económicamente para saber si era necesario hacer una buena inversión. En este sentido, las bases tapizadas son una buena idea, porque su precio es razonable y nos podemos hacer con una base de buena calidad.

Adquirir una base tapizada también nos da la oportunidad de usar cualquier tipo de colchón, sin que dependa de los elementos usados en sus acolchados. La construcción de esta base está conformada por una estructura de acero dispuesto con unas barras transversales: tableros de madera o DM. Además, el tapizado suele hacerse con varios tipos de tejidos, según el que estemos buscando. Las bases tapizadas le dan estabilidad y soporte a todo tipo de colchón. Si lo que deseas es tener una firmeza extra, sin lugar a duda que este tipo de soporte va contigo.

Entre las características que se destacan en este tipo de base, están:

  • Su sencillez es lo que más destaca.
  • Posee una confección en el tejido usado como forro, para darle la transpiración adecuada.
  • Si lo que queremos es algo más barato y con mayor firmeza para nuestro colchón, esta opción es buena idea. Una firmeza anhelada por muchos.
  • Es una base polivalente, la cual la hace ideal para cualquier tipo de colchón: espumaciones o muelles ensancados.

Base de somier

El somier es sostenido por una estructura llamada bastidor. Los materiales con los que son hechos estos somieres suelen ser de madera o metálicos. En relación con los de madera, los hay de tres tipos: MDF, haya u betula. Los que tienen mejor calidad son los de haya y son más duraderos que los otros, pero los de betula, tablero y los de fibra de densidad media suelen ser más económicos.

Por otro lado, los somieres metálicos vienen en dos tipos: aluminio o hierro. Sin embargo, estos son más económicos que los de madera y sus beneficios son mejores. Con los somieres hay que prestar atención al diámetro y al calibre del tubo. Cuanto más grueso y diámetro tenga, mayor resistencia tendrá el somieres. El bastidor más propicio para un somiere es aquel de calibre 30*30 i de 0.9 mm de diámetro. También es importante el refuerzo que tenga el bastidor.

Las láminas son las que se encargan de sostener el colchón, y ellas pueden ser: de madera o metálicas. Las diferencias entra una y otra está en su flexibilidad, las de maderas son más elásticas y duraderas que las metálicas. Pero su precio es más alto que estas últimas.

Las láminas de haya son mejores y de calidad superior a las de chopo, porque las de haya son de 6 cm; en cambio las de chopo son de 15 cm, puedes imaginarte la calidad y resistencia de la madera haya. Tomando en cuenta esto, podemos decir que los somieres de láminas estrechas o multiláminas son perfectos para colchones látex o de espuma.

Deja una respuesta