¿Ayuda dormir bien a perder peso?

En nuestro tránsito en la transformación de la vida, muchas veces no somos conscientes que junto con el ejercicio hay otras maneras de mejorarla. Por lo cual, resulta importante que en los tiempos fuera del trabajo una de las cosas que podemos hacer es arreglar nuestros hábitos de sueño. En el presente artículo conocerás si ayuda el dormir bien a perder peso.

No lo decimos por decir, el dormir ayuda en la pérdida de peso, porque está vinculado al metabolismo y al ritmo circadiano; lo cual hace que la obesidad y la diabetes se reduzcan.  Es una afirmación que no sorprende, porque ya se sabe que todo el proceso de metabolismo esta interrelacionado y se sabe que un descanso inadecuado produce aumento de peso.

La glucosa se tolera mejor el dormir bien

Si no dormimos bien nuestro cuerpo empezará a sufrir de algunos problemas de origen metabólico, además de psicológicos. Uno de estos problemas tiene que ver con la manera de que el cuerpo procese algo tan básico como la energía.  Por ello dormir adecuadamente contribuye a mejorar la tolerancia a la glucosa. ¿Qué significa esto? Significa que si hay un patrón regular de sueño y es de calidad, la glucosa no se eleva tan bruscamente.

Por lo antes expuesto, es importante llevar un control de la glucemia. Si la glucosa se eleva a niveles fuera de lo normal los riñones empiezan a filtrarla para lograr eliminarla por la orina. Otro de los problemas que se generan es la acumulación de grasa innecesaria debido a la activación del sistema de almacenamiento.

El dormir bien

En líneas generales, se puede decir que cuando la glucosa se encuentra en niveles aceptables el metabolismo por completo no reaccionará con brusquedad, será de acuerdo a la glucemia disponible en la sangre. Todo esto contribuirá a reducir la posibilidad de aumentar de peso o la diabetes.

Mantener a niveles adecuadas el ritmo circadiano

Los ritmos circadiano son los encargados de controlar un sinfín de procesos, entre ellos: el hambre, el ánimo, el sueño, etc. En este sentido, representan variaciones fisiológicas  comprendidas en un período de 24 horas, aproximadamente.  Estos ciclos son regulados por las condiciones externas de luz, temperatura, etc. La mayoría de los seres vivos  funcionan con ciclos de 24 horas.

Los ritmos circadiano controlan el metabolismo: lo que comemos influye en cómo se procesa las grasas y los azúcares. Si estos ritmos circadiano se interrumpen  empezamos a tener problema de sobrepeso y varias disrupciones metabólicas. Por lo cual, si dormimos bien el ritmo circadiano se mantendrá estable y el metabolismo funcionará mejor.

Qué es el dormir bien

No es cierto que dormir 8 horas diarias es descansar bien, esto no hay que aceptarlo tajantemente. Pensar así es basarse en una idea que ya está descontinuada, porque cada persona tiene sus necesidades de sueño diferente, en horas. En este sentido, la OMS recomienda dormir entre 7 a 8 horas para los adultos. Sin embargo, hay un estudio de la National Sleep Foundation que hecha por la borda esta tesis, extiende las variaciones de sueño más allá.

Por lo antes expuesto, el estudio dice que jóvenes y adultos pueden dormir entre 6 y 11 horas, de acuerdo a sus necesidades. Pero hay algo muy importante, no es tanto la cantidad de sueño, es la calidad de él.  Se dice que hay una calidad de sueño cuando ocurre en menos de 30 minutos, plácidamente. Despertándose pocas veces en la noche y teniendo 20 minutos menos de vigilia.

Por otro lado, es importante que para que haya un buen descanso el sueño debe ser profundo para que sea reparador. En este sentido, para que sea reparador el sueño debe ser entre 45 a una hora. Cuando el sueño es profundo resulta difícil despertarnos. El adulto pasa esta fase de una a tres veces.

Qué podemos hacer para aumentar la calidad de sueño

Lo primero que debemos hacer es identificar aquellos hábitos que afectan nuestro sueño. Algunos de ellos tienen que ver con el tabaco y el alcohol, más bien lo perjudica de manera muy negativa. Otro de esos factores, la luz emitida por los dispositivos electrónicos, como teléfonos o tabletas, incluso el ordenador, antes de irnos a dormir.

Debemos hacer un ambiente adecuado para dormir. Por ejemplo, podemos recurrir en algunas técnicas para conciliar el sueño: escuchar sonidos relajantes o ruidos blancos. Ambientar la habitación con temperatura, sonido y luz adecuada.

El dormir bien evita estar irritado

Cuando no hemos dormido bien somos propensos a irritarnos con mayor facilidad, cualquier cosa, por más mínima que sea hará que explotemos. Al respecto, en un estudio realizado por investigadores israelí y publicado en la revista Slepps: interrumpir el sueño aumenta la posibilidad de tener emociones negativas, lo que hace que a cualquier pequeña cosa nos molestemos. El estudio se llevó a cabo con médicos residentes que están familiarizados con no dormir suficiente.

Se evita tener accidente de tráfico

Cuando los accidentes ocurren en un solo vehículo por lo general está asociado al cansancio y a la falta de sueño. De hecho, estos tipos de accidente son más frecuentes que los ocasionados por consumo de alcohol. Son cifras subestimadas por las personas, pero el costo a la sociedad es muy grande, porque la falta de sueño afecta el tiempo de reacción  y la toma de decisiones.

El dormir bien prolonga la vida

Tener un estilo de vida saludable está vinculado con la calidad de sueño, es un beneficio que tendrá a largo plazo si duerme entre 7 u ocho horas diarias. Si duermes excesivamente o duermes muy poco el efecto que encontrarás es contrario. Cuando se duerme poco se estimula la producción de glicemia lo cual induce a que tengamos más hambre;  entonces  comeremos más y por ello aumentaremos de peso.

No olvides que los ejercicios son importantes, porque nos ayudarán a tener un sueño reparador y profundo; porque se reduce los niveles de las hormonas del estrés y relaja el cuerpo. También propiciará un buen descanso e indudablemente mejorará el metabolismo y las grasas disminuirán. El dormir bien reduce las posibilidades de aumentar de peso. Así que, empieza a revisar tus hábitos de sueño.

Deja una respuesta