5 consejos para preparar a tu perro ante la llegada del bebé

¿Esperas un bebé y temes que tus perros se pongan celosos o que no podáis convivir todos juntos? Antes que nada, quédate tranquila, porque las estadísticas aseguran que las mascotas y los niños son fenomenales y que los niños que viven con animales crecen mucho más sanos. Además, los animales tienen alma y estamos seguros de que reconocen a tu bebé y lo querrán cuidar. Cierto que pueden darse excepciones, pero con un poco de trabajo, podemos lograrlo. Te ayudamos con estos 5 consejos para preparar a tu perro ante la llegada del bebé

Se trata de que ninguno acabe sufriendo, ni el perro ni lógicamente el bebé. Por lo general solemos dar prioridad al bebé, sin embargo, el secreto está en darles a cada uno su lugar y que ambos aprendan a respetarse mutuamente. Recuerda que el animal confía en ti, tú eres su progenitor, su protector, su líder y su héroe. Tú eres su mejor y más grande amigo (o amiga), y no se merece que ahora le pongas normas porque vienen otro miembro a casa. Piensa que para el perro, visto así, lo que sucede es que ha venido un intruso a quitarle sus cosas y su cariño de sus humanos. Tienes que gestionar bien el asunto para que haya cordialidad.

Normas sí, pero desde antes

Lo ideal es tener al perro educado desde que llega a casa. Si tu perro es considerado como el hijo de la familia y hace y deshace a su antojo, ¿cómo esperas que actúe si de repente le cambias su rutina, lo pasas a un segundo plano y das preferencia a otro ser? Ya se trate de otro perro, animal o de un bebé, lo que tu perro será sentir unos celos irrefrenables. Y es lógico, porque le están quitando su sitio. Tu perro no puede comprender que esa situación es normal, o que el niño tiene prioridad porque es un bebé, o tan solo porque es humano. Lo que verá tu perro es que hay un intruso que le está quitando sus tesoros: su espacio en la casa, sus juegos, el amor que ha estado recibiendo y todo lo demás, e incluso verá peligrar sus juguetes y alimento.

consejos-para-preparar-a-tu-perro-ante-la-llegada-del-bebe

Si tienes previsto tener familia, lo apropiado es educar al perro desde antes de quedarte embarazada, para que el animal ya tenga los hábitos adecuados y no sufra una alteración en su rutina más allá de las alteraciones inevitables que tendrán lugar cuando venga el bebé. Dicen que es cruel enseñar a un niño un caramelo para luego quitárselo, pues no hagas esto con tu perro y no lo acostumbres a unos lujos que luego le negarás.

Cada uno tiene su espacio

consejos-para-preparar-a-tu-perro-ante-la-llegada-del-bebe

Los amantes de los perros sabemos que nuestro perro se merece todo lo mejor del mundo. Y ¡ojo! una vez venga al mundo nuestro bebé, nuestro perro se lo sigue mereciendo todo. Por lo tanto, no lo castigues. El perro no tiene la culpa de que te hayas quedado embarazada ni les has pedido su opinión. Tanto el animal como el bebé pueden tener su propio espacio cada uno. Enseña al perro a no coger los juguetes y cosas del bebé, pero enseña al niño a no maltratar al animal y que no le deje sin sus cosas.

Enseña a tu hijo a amar a los animales

Si alguna vez decidiste tener un perro, es porque eres una persona noble y respetuosa con los animales. En caso contrario, regala ese animal a quien sí lo ame. Pero si es tu caso, inculca esos valores a tus hijos. Le estarás proporcionando una fuente de felicidad para que tu hijo reciba uno de los mayores obsequios que nos da la vida: la lealtad de un ángel de cuatro patas, y además, podréis formar un hogar en armonía.

La presentación, un momento especial

Ten en cuenta que los celos pueden darse incluso entre hermanos de la misma especie, es decir, que tal vez tengas un hijo y la llegada de un hermanito despierte los celos de tu hijo mayor. No menosprecies nunca a tu perro. Es perfectamente normal lo que le pasa y comprensible si nos ponemos en su lugar. Por otro lado, tu perro no conoce aún al nuevo. De modo que es importante hacer las presentaciones y, como en cada caso en el cual nos presentan a una persona por primera vez, la primera impresión cuenta y mucho.

Procura preparar un momento relajado para presentarle tu bebé a tu perro. Deja que tu perro huela al bebé y sus cosas. Con cuidado de que no le pueda arañar ni morder, pero no le castigues ni le riñas o grites por acercarse al bebé. ¡Hay un intruso en casa! ¿tú qué harías? Pues lo mismo está pensando el perro cuando ve aparecer al bebé.

Altera su rutina lo mínimo

Es evidente que con un bebé en casa todo cambia, y sobre todo los primeros días donde estaremos todos nerviosos y super atareados. Pero procura mantener la rutina de tu perro en lo más posible. Respeta sus horas de paseos y sus paseos diarios. Si normalmente le sacas tres veces al día, no dejes de hacerlo. El animal tomará eso como un castigo, y no es justo para él.

Además, piensa que si asocia al bebé con hechos negativos para él, terminará cogiéndole manía al niño. ¿O acaso tú no si te sucediera algo similar? Mímale. Mientras el bebé toma su bibe, puedes darle alguna golosina al perro. Así podrás preparar a tu perro para la llegada de un bebé y  disfrutar de la compañía de ambos. Incluso puede darse que tu perro ayude a tu hijo a dormir mejor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre Protección de Datos

  • Responsable: Nou Futur Espumes S.L.
  • Fin del tratamiento: Mantener una relación comercial y el envío de comunicaciones sobre nuestros productos y servicios.
  • Legitimación: El consentimiento del usuario.
  • Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros, salvo por una obligación legal.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional.
  • Contacto: noufutur@noufutur.es.
  • Información adicional: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en Política de Privacidad.

Es normal si tienes dudas, ¿charlamos?