5 consejos para dormir bien

Todos en algún momento de nuestras vidas hemos tenido problemas para dormir. ¿Te has quedado hasta tarde leyendo un libro? ¿O viendo una película de terror en la madrugada? Te ha tocado trabajar hasta tarde? Si es así, te darás cuenta de que al siguiente día te levantarás agotada, cansada o irritada. En este post te traemos 5 consejos para dormir bien.

Ya sabes que hay muchos factores que pueden interrumpir las horas de descanso, la clave está en adoptar algunos hábitos que permitan alcanzar una mejor calidad de sueño. En este sentido, ten presente que no estás condenado a dar vueltas en la cama toda la noche porque no puedes dormir. Sigue estos consejos y ya verás que mejorará tu sueño:

Para dormir bien respeta la hora de dormir

  • Trata de no tener más de 8 horas de sueño: En los adultos la cantidad de horas de sueño que se recomienda es de 7 horas. Por lo cual, ten presente que la mayoría de las personas no requieren estarse en la cama sobrepasada esa cantidad de horas.
  • Trata de ser consecuente con las horas de acostarte y las de levantarte, que sean siempre a la misma hora. También, que las horas de sueño de noche entre las de las semanas y la de los fines de semanas no sean mayor a una hora. Es importante que seas constante en tu ciclo de sueño-vigilia.
  • Si tienes más de 20 minutos que no logras conciliar el sueño, sal de la habitación y ponte hacer alguna actividad que te relaje. Puedes escuchar música relajante o texto que te produzca la misma sensación. Cuando te sientas ya cansado, vuelve a la cama. Repite esta rutina cuantas veces quieras.
  • Evita despertar con un reloj muy ruidoso, porque despertar de esa manera hace que el cuerpo se estrese.
  • Antes de dormir realiza algún ritual de relajación para que vayas relajando el cuerpo y concilies el sueño. Por ejemplo, un masaje relajante con aceites aromáticos, una ducha caliente o leer un libro ameno.

Para dormir bien

Cuida bien lo que comes y bebes

  • No es recomendable que te vayas a dormir quedando muy lleno, pero tampoco con hambre.
  • No acostumbres a comer comidas copiosas por lo menos dos horas antes de irte a dormir, lo más probable es que la sensación no te deje conciliar el sueño.
  • Cuida muy bien la nicotina, el alcohol y el consumo de café. Sus efectos estimulantes se mantienen por mucho tiempo y tardan mucho para desaparecer. Además, causan problemas en la calidad del sueño y en el caso del alcohol, aunque puede hacerte sentir somnoliento, más adelante, durante la noche es probable que tu sueño se vea interrumpido.
  • Evita las comidas muy picantes y las verduras casi crudas (producen gases).

Para dormir bien que tu habitación se sienta relajante

  • Tu habitación debe dar una sensación de relax, así le darás las condiciones ideales para que concilies el sueño. Por ejemplo que sea fresca, silenciosa y oscura. Si te mantienes expuesto a la luz, será más difícil que te dé sueño.
  • Evita la luz que emiten los dispositivos electrónicos como Smartphone o tablets antes de irte a dormir.
  • Considera las cortinas en tu habitación para oscurecerla y colócate tapones en los oídos si al menor ruido de algo acostumbras a despertarte. Recurre a un ventilador o al aire acondicionado para crear un ambiente relajante.
  • También acostumbrarte a hacer actividades que promuevan el relax, como por ejemplo, tomar un baño antes de irte a dormir y ponerte un pijama fresca. O aplica alguna técnica de relajación, el yoga es muy recomendable.
  • Deja de trabajar por lo menos unas dos horas antes de irte a la cama, desconéctate de correos electrónicos, wathsapp o mensajes; así podrás relajarte y conciliar el sueño mejor.
  • Trata en lo posible de disfrutar el tiempo con tu familia.

Reduce las siestas durante el día

  • Si acostumbras a tener largas horas de siesta durante el día, seguro interferirá en tu sueño en la noche.
  • En tal caso que no puedes dejar la costumbre de dormir siestas en el día, que no pase de 30 minutos y que tampoco sea al final de la tarde (después de las 4 de la tarde es menos propenso a quedar dormido por la noche).
  • Si las siestas te resta descanso en las noches procura no hacerlas. Por ejemplo, puedes hacer actividades físicas para que la sensación de tenerlas se te quiten. Ya durante la noche te relajarás más y el agotamiento te vencerá, así conciliarás el sueño más rápido.

Dormir bien en un buen colchón

Debes contar con un buen colchón para dormir que te permita relajarte y estar cómodo en él. En efecto, es importante que se adapte a tus necesidades particulares. Por ejemplo, en cuanto a tu peso, tallas, posturas, temperatura, etc. La mejor manera de saber qué colchón es el que te queda bien para ti es preguntarte cómo te gusta dormir.

Otros consejos no te caerán mal

Mantener una rutina de ejercicios todos los días te ayudará a conciliar el sueño durante la noche y descansarás profundamente. No obstante, lo mejor es que estas actividades las termines una cuantas horas antes de acostarte porque entorpecerá el sueño. La razón es que además de mantenerte alerta, aumentará el calor del cuerpo y disminuirá después de 6 horas. Si los ejercicios los haces en las tardes es buena alternativa porque lograrás tener un descanso perfecto.

Por otro lado, dormir sin ropa es otra manera para conciliar el sueño, porque contribuirá a que tu cuerpo regule la temperatura; y no afectará el descanso. Además, elige sábanas limpias y suaves, almohadas y mantas en lugar de usar pijama que tengas que lidiar con costuras incómodas. Para que logres conciliar el sueño es recomendable que uses el lado de la cama que esté más frío. Si quieres dormir en pijama, elige los de algodón.

Dormir bien es salud, y su importancia va más allá que mantener un buen ánimo o desterrar las ojeras que se marcan debajo de los ojos. Por ello, el sueño adecuado es un punto clave para tener una vida saludable, muchos son los beneficios que se logran: para el corazón, la piel, la mente, etc.

Deja una respuesta